miércoles, 30 de julio de 2014

Día de viento

Hoy el viento lo ha estropeado todo. Ha echado a perder el día de playa y se nos ha debido meter dentro del cuerpo, porque nos ha sacudido el humor a todos. Yo he estado todo el día nerviosa e irascible, mi marido de mal humor, el mayor insoportable y el bebé lloroso. Total, que ha sido un desastre.

domingo, 27 de julio de 2014

¿Vacaciones o mudanza?

Viajar con niños supone trasladar tu casa a un nuevo domicilio. Miro a mi alrededor y el apartamento en la playa de mis suegros se ha convertido en una réplica de nuestro salón. El coche vino cargado hasta los topes: dos carritos (el capazo del bebé y la sillita del mayor), dos cunas de viaje con sus
respectivos colchones y juegos de sábanas

sábado, 26 de julio de 2014

Comienzan las vacaciones

Diez días sin escribir no es un buen comienzo para un diario, pero ya anticipo que la constancia no es uno de mis puntos fuertes. Es uno de los aspectos que quisiera corregir, pero mientras tanto me excusaré con el inicio de las vacaciones, que ha trastocado todas las rutinas.

jueves, 17 de julio de 2014

Al parque

Mientras acostaba al bebé para su siesta de media mañana, he oído cerrarse de golpe la puerta de la calle. He salido disparada y al abrir me he encontrado en el descansillo a mi hijo mayor, que hacía dos segundos estaba al pie de la cuna viendo como acostaba a su hermano.
 
- Me voy al parque - ha dicho muy serio con su media lengua de dos años de edad.