lunes, 24 de agosto de 2015

"El club de las madres imperfectas", de Marléne Schiappa

Hoy os traigo una de las lecturas más ligeras que he leído este verano. Divertida, realista... Seguro que más de una os identificáis con alguno de los tipos de madre que aparecen en el libro y que reconoceréis en otros a muchas mujeres de vuestro entorno. Porque esta novela no cuenta grandes hazañas, ni intrigantes aventuras. Habla del día a día de unas mujeres normales, de su conflictivo intento de compaginar trabajo (o la falta de él) y maternidad, de cómo se enfrenta la relación de pareja al hecho de ser padres, del nuevo "yo" que surge tras la maternidad... Vamos, ni más ni menos lo que muchas de nosotras contamos a diario en nuestros blogs.


jueves, 13 de agosto de 2015

"Chicas felizmente casadas", de Edna O'Brien

¿Recordáis mi lista de lecturas para el verano? Pues puedo deciros muy contenta que he hecho los deberes. Los he leído todos e incluso alguno más que no estaba en la lista. Muchas de las que sois madres os quedaréis boquiabiertas. ¿Cómo es posible? Pues aprovechando siestas de los niños, ratitos que juegan solos, por las noches... No, no es sólo eso. No, no he dejado de atender a los niños y de disfrutar tiempo con ellos, ni de preparar la comida, ni de charlar con mi marido de lo divino y de lo humano. Leo rápido, eso ayuda, claro, pero no ha sido solo eso. Debo confesar que este ritmo de lectura no habría sido posible en la ciudad. Pero ni en la playa ni en el campo dispongo de internet, así que he contado con menos distracciones: ni blogs (el propio y los ajenos), ni artículos, ni nada. La tele también anda escasa por esos lares, así que otra distracción menos. Está claro que las tecnologías nos consumen mucho tiempo y nos lo roban de otras actividades. El móvil me ha mantenido conectada con la familia y los amigos, pero al margen de eso he pasado poco tiempo delante de las pantallas. Ahora que vuelvo a estar conectada, os iré dejando poco a poco algunas reseñas de mis lecturas veraniegas.

lunes, 10 de agosto de 2015

Diario de vacaciones (II)

Oficialmente, se acabaron las vacaciones. Aún queda verano por delante y pasaremos los fines de semana en el "campito" de los abuelos, como dice mi hijo mayor, pero ya se acabó el veraneo. Mi marido se ha incorporado al trabajo, yo retomo los libros de la tesis y el pequeño inicia hoy una ronda de revisiones médicas que nos tendrán muy ocupados las próximas dos semanas. El mayor, nada más levantarse, me pregunta sorprendido por qué no va al cole. Trato de explicarle que aún faltan muchas semanas para volver a clase y protesta. Le aseguro que haremos cosas divertidas: iremos al parque, a la piscina, alguna excursión por los alrededores, pintaremos con los dedos (le chifla), haremos galletas de limón, jugaremos con las construcciones... Parece que le he convencido. De momento.